Category Archive Fufurufa definicion

Bymujeres y hombres y viceversa m asociaciones de prostitutas

Mujeres y hombres y viceversa m asociaciones de prostitutas

mujeres y hombres y viceversa m asociaciones de prostitutas

Exactamente igual que no entramos, como laicistas, a decidir si es mejor abortar o no, simplemente defendemos el derecho de que quien quiera pueda hacerlo.

Piñero relaciona después su posición con el binomio libertad-dignidad, indicando que la prostitución no es digna porque no se realiza en condiciones de simetría:. El placer es solo para él, que es quien paga. Y quien paga manda. Para ella es un modo de vida.

Pero, de nuevo, esto son opiniones suyas que contrastan con las de aquellas mujeres y hombres que afirman prostituirse porque quieren y porque les gusta. Lo mismo podría decirse de los actores y actrices porno.

Igual que defendemos el derecho de toda aquella mujer que no quiera abortar a que no se la obligue. Pero debemos admitir también que hay otras personas que no tienen reparos morales en prostituirse o practicar sexo a cambio de dinero en una película y también tienen derecho a vivir y trabajar de acuerdo a su forma de pensar y su libertad de conciencia.

Igual que defendemos el derecho a abortar de las mujeres que no consideran que hacen algo mal al interrumpir su embarazo.

No nos corresponde, como laicistas, entrar en esas cuestiones sustantivas sobre la dignidad o indignidad del aborto, la eutanasia, la prostitución o la pornografía, sino defender el derecho de cada persona a pensar libremente sobre esos asuntos y poder vivir de acuerdo a su conciencia al respecto. Licenciado en Filosofía y Antropología Social y Cultural. Profesor de Filosofía en un Instituto de Enseñanza Secundaria. Andrés Carmona Campo laicismo prostitución. Lectura bíblica en escuelas de Honduras, contraria al Estado laico.

Administración y actos religiosos. El alcalde Ganemos de Peligros Granada en la procesión del Santísimo junto a otras autoridades locales. Declaración de Europa Laica ante el 15M: Denuncia la deriva autoritaria, la corrupción, el machismo, el confesionalismo, y reclama el Estado laico. No a la asignación tributaria en el IRPF para las confesiones religiosas. Ninguna casilla en la declaracion de la renta. Derogación de los Acuerdos con la Santa Sede de Campaña por una Red de Municipios por un Estado Laico.

Campaña contra la financiación de las iglesias por el Estado. Que la iglesia pague el IBI. Campaña por la separación de las iglesias y el Estado. Campaña por el derecho a la cancelación de datos religiosos y apostasia. Laicismo y prostitución Por: En él se refería a: Piñero relaciona después su posición con el binomio libertad-dignidad, indicando que la prostitución no es digna porque no se realiza en condiciones de simetría: Laicidad y diversidad 17 Mar, Laicismo, Escuela y Democracia: El momento oportuno 26 Sep, Novedades Entradas recientes Etiquetas.

Opinión Lectura bíblica en escuelas de Honduras, contraria al Estado laico 26 May, Esta pregunta ha ocupado a los y las estudiosas del chisme desde que éste fue concebido como tema de investigación. Por un lado, Gluckman , sostiene que el chisme tiene la función de delimitar la membresía de determinado grupo social y mantener sus valores y normas de comportamiento, fortaleciendo así su unidad como grupo. Siguiendo esta línea, autores como Hall a; b , Baumeister et al.

El chisme sirve para aprender de las desavenencias ajenas y desanimar a las personas para actuar de cierta manera, por lo que es un elemento necesario para el buen funcionamiento de la sociedad Wert y Salovey, Los chismes se trasmiten al interior de grupos socialmente definidos, por ejemplo hombres ancianos, de tal forma que una mujer que pretende chismear con sus parientes masculinos puede no tener el impacto deseado Besnier, El chisme es una forma de agresión indirecta que se utiliza cuando los costos de una agresión directa son demasiado altos, cuya finalidad es la de excluir o afectar el estatus social de otra persona Archer y Coiné, Estas dos posturas ubican al chisme entre dos viejos caballos de guerra: Aplicando este debate al caso concreto del chisme, por un lado se encuentran aquellos que sostienen que, al chismear, las personas fortalecen las reglas de comportamiento de la sociedad en la que viven, siendo así el chisme un instrumento para reproducir la estructura social.

Hay algunos trabajos que prefieren no tomar partido por alguno de estos dos caballos de guerra, al sostener que ambas posiciones son posibles: Por ejemplo, Brenneis y Besnier señalan que en el chisme se establecen complicidades entre hablantes y oyentes, mismas que contribuyen a fortalecer tanto la unidad de un grupo como las identidades de sus integrantes.

Para Percival , las personas aceptan algunas normas de comportamiento y se resisten a otras para salvaguardar su identidad social y proteger su integridad personal, mientras que Iacovetta ve en el chisme tanto un mecanismo de control sobre las personas como un recurso para resistirlo.

Para Turner et al. Cuando el chisme es inofensivo sirve para reforzar lazos sociales, pero cuando es malicioso sirve para establecer comparaciones y obtener capital simbólico por parte del o la hablante Guendouzi, Es decir, en el acto de chismear interviene en gran medida el contexto y el contenido, por lo que no es posible ubicarse de un lado o del otro del debate sin estudiar ambos elementos detenidamente. Hasta aquí hemos expuesto la gran diversidad de posturas que existen en torno al papel que juega el chisme en la sociedad.

A continuación revisamos la percepción que tienen los y las jóvenes de la UACh al respecto. A la pregunta de por qué chismea la gente recibimos diversas respuestas en los testimonios escritos.

En función de su contenido, éstas fueron codificadas así: Estos códigos fueron utilizados en la segunda fase de la investigación, con los resultados numéricos que se presentan en la Figura 1.

Las primeras cuatro categorías de la Figura 1 compartir información, curiosidad, desahogo y diversión pueden ubicarse dentro de la primera posición del debate, en el sentido de que los y las jóvenes ven en el chisme una acción a través de la cual se fortalece su pertenencia a un grupo: En el siguiente testimonio femenino puede verse que a través del chisme se difunde información de una persona que puede necesitar ayuda: Los testimonios femeninos también enfatizaron el papel normativo y sancionador del chisme, al decir que a través de él se aprende de las desavenencias de otras personas, regulando así el comportamiento social.

Como dice Lagarde La gente al chismear a veces lo hace por juzgar a aquella persona o bien para plantear si estuvo bien o mal una acción cometida y plantearse tal solución o lo que pudiera hacerse M. Los chicos se expresaron así sobre la curiosidad y el desahogo: Por naturaleza los humanos buscan informarse. La necesidad de información entre el emisor y el receptor y una alegría para el compañerismo, puesto que el chisme no se da en soledad H.

Es natural que el ser humano cuente lo que le pasó, es una catarsis de lo que siente, necesita expresar aquello que quiere que se enteren las personas que lo rodean H. Desde la percepción de los chismes que estrechan lazos se piensa que, aunque el chisme no necesariamente conlleva intenciones destructivas, las consecuencias de divulgarlo sí pueden afectar a su víctima, particularmente porque su contenido se va transformando a medida que pasa de boca en boca como un teléfono descompuesto y porque algunas personas solamente hablan por hablar.

El chisme que promueve intereses personales. Las categorías 5, 6 y 7 de la Figura 1 envidia, llamar la atención y para molestar se refieren al chisme que promueve intereses personales a causa de la envidia que ocasiona deseos de causarle daño a otra persona , llamando la atención para adquirir popularidad o molestar a alguien que no nos gusta.

Desde su perspectiva, el chisme es información valiosa porque puede usarse para ganar popularidad, hacerse visible ante la sociedad o apantallar. En la adolescencia se da algo así como una especie de fenómeno, en el cual la persona quiere ser importante, interesante o simplemente quiere llamar la atención de amigos de compañeros u otra persona, como una pareja H. Aunque el chisme "para llamar la atención" cae dentro de aquellos que promueven intereses personales, los y las jóvenes de la UACh piensan que no necesariamente se quiere hacer daño a otra persona; sencillamente, ésta es un instrumento a la mano para lograr el fin de adquirir popularidad.

Citamos un ejemplo en que el resultado de usar la vida de otra persona para llamar la atención repercute negativamente en la privacidad y autoestima de ésta: Se da el caso de que Los testimonios de los chicos describen una situación de rivalidad amorosa, académica, económica que genera envidia y por tanto chismes malintencionados: Me parece que otra de las causas del chisme es la rivalidad entre estudiantes, pues es bien sabido que la gran mayoría Yo creo que el chisme se da en Chapingo Puse el ejemplo de envidia, porque hay chavos y chavas que porque uno tiene un aparato o ropa o son muy inteligentes y la otra no, le toman como una especie de coraje o rencor y es aquí donde se originan los chismes H.

Sin embargo, los testimonios femeninos sí señalan de manera clara el elemento de agresión implícito en el chisme: Hay personas que se dedican a las vidas ajenas, carecen de personalidad y la forma de sacar sus frustraciones es atacando a otras personas de forma verbal chisme M. No hay lugar en el que falten ese tipo de personas, siempre hay alguien que quiere afectar, avergonzar, etc. Frente a los chismes malintencionados cuyo fin es causar daño, hay una clara defensa: Muchas veces la gente Como en todos lugares, a las personas les gusta inventar y difundir cosas que no son ciertas, por simple daño a la reputación de una persona porque le cae mal H.

Creo que este tipo de gente no encuentra como hacerse visible tal vez ante la sociedad y empieza a inventar cosas sin importar si le afecta a cierta persona. Tal vez lo haga porque le tiene cierto rencor y quiere hacerle la vida de cuadritos H.

Hasta uno mismo para tratar de ver si [las cosas] son ciertas, se convierte Como soy de esas personas reservadas pues no tengo cola que me pisen. Pero eso no quiere decir que falten los chismes a mi alrededor o que tengan chismes de mí, la verdad es que a mí me vale. Los siguientes testimonios muestran las distinciones que hacen entre los chismes inocuos y maliciosos, sugiriendo que los primeros refuerzan lazos sociales, mientras que los segundos tienen la intención de causar daño: Creo que [a] la gente le gusta chismear porque de esa manera se van informando, o tal vez en el caso de chismes negativos pueden llegar a destruir a los que les rodean y eso es exactamente su objetivo M.

Lo rico del chisme es la manera en la cual utilizas esa información, ya que se puede usar tanto para ganar popularidad como para destruir la reputación de alguien H. Muchos de los problemas que acaecen en la vida del chapinguero se deben en gran parte al chisme, pues pueden existir de muchas maneras, ya sean meramente informativos, o sólo por causar discordia entre las personas H.

Ante las distintas funciones que puede tener el chisme, un chico propuso: Los testimonios recogidos en Chapingo coinciden con esta visión: Sin embargo, un chisme esparcido por un enemigo puede no causar el daño que éste esperaba, a pesar de sus malas intenciones: Hay chismes buenos que te hacen un bien en lugar de un mal, por ejemplo: El chisme como agresión social o relacional: La agresión social o relacional consiste en una serie de comportamientos cuyo propósito es lastimar la autoestima, estatus social o relaciones cercanas de otras personas.

Incluye una multiplicidad de acciones manipulación de amistades, exclusión social, chisme, entre otras que tienen como característica principal el ser intencionales y percibidas como dañinas por la víctima. Sin embargo, el impacto del chisme es diferenciado por género. En el medio rural mexicano, las chicas que tienen relaciones sexuales premaritales pueden perder su prestigio a causa de un chisme, mientras que "el prestigio de los hombres no descansa tanto en su comportamiento sexual, sino en su capacidad para responder económicamente si pasa algo" en caso de embarazo; cursivas de los autores Rodríguez y De Keijzer, Trabajos realizados con otros grupos de edad coinciden con esta apreciación.

El impacto del chisme y sus alternativas en la UACh. Las chicas se sienten obligadas a ser bonitas o por lo menos "femeninas" para no ser criticadas. Puede ser que [a] las mujeres Y entonces la van a empezar a rechazar. En cambio a una mujer de rumores de hombres, no, ponga usted que sí nos importa pero no tanto M. Y entonces eso sí les afecta porque entonces las personas las van a tratar diferente H. Si [de] un hombre dicen que es mujeriego entre los hombres no es chisme, a los hombre no les importa el chisme, incluso llega a haber veces que casi, casi se le ve como un héroe, es en serio Los testimonios de las chicas señalan con mucha fuerza la decepción que les causa ser víctima de un chisme.

Me afecta moralmente ya que me siento mal con la persona que lo dice, ya que yo confié en ella y creí que era mi amiga y esa persona dice cosas que sabe perfectamente que son falsas y te das cuenta que a veces las personas no son tan buenas como parecen y no son realmente tus amigos M. Una vez a mi me inventaron un chisme A veces cambias tus amigos por la soledad, porque la sociedad también te cambia M.

Frente a este panorama, los y las jóvenes presentan distintas alternativas para reducir o mitigar el efecto del chisme. A continuación analizamos estas tres opciones. El chisme como fenómeno inevitable.

Bajo esta categoría caen testimonios que conciben al chisme como "normal" o "natural", como una parte inevitable de la comunicación social. Una alternativa frente al chisme es la educación o concientización sobre su impacto. En este caso el chisme no se asocia con cualidades innatas de la persona y por tanto existe la posibilidad de que, informando a la gente sobre el daño que causa, el chisme malicioso se pueda reducir.

Resulta muy interesante que algunas personas hayan asociado al chisme con la falta de "educación" y "cultura", que un estudiante atribuye a un origen social poco favorecido. A menos que tengamos una cultura, pero la verdad eso se da desde la familia y como que a esta edad en la que estamos pues no. A menos que desde chiquitos nos enseñen a no ser chismosos, y yo creo que viene de la familia M.

Si no fuere así, es una larga cadena de mala moral [que] seguiría H. Que la gente te ignore, viva su vida y te deje ser, inculcarles esa educación M.

Inculcar a los estudiantes a decir las cosas con la neta, a no meterse en asuntos que no les corresponden y sobre todo a respetar a la gente H. Con la edad que todos tenemos cuando llegamos aquí, ya no se puede hacer mucho Es difícil hacer algo, pues somos muchas personas las que habitamos el mundo, pero lo principal es predicar con el ejemplo. Ésto es, dentro de mi familia tratar de no practicar el chisme y desvariar en cosas que no son M.

Mantener a la gente informada de todo lo que pasa para que así no se hagan chismes M. Pienso que si el chisme que crea una persona [es] castigado en el disciplinario con una baja de puntos, claro, sin exagerar como se acostumbra en esta institución, tomando en cuenta la gravedad y expansión del chisme H.

Inculcar una especie de cultura de convivencia interna, incrementar las materias como desarrollo humano, aunque la mayoría de los alumnos lo toman como relajo H. Las alternativas presentadas en esta sección son entendidas como una opción personal. Entre los primeros destacan los siguientes testimonios: Lo que se puede hacer es no inventar cosas que no, y no creer todo lo que nos digan o cuenten si no conocemos a las personas M.

Éstas pueden clasificarse en tres grupos: En los siguientes testimonios se percibe la importancia del autocontrol, al decir que hay que guardarse las cosas "aunque nos pese" y cuidarse de "hacer payasadas" ante ojos extraños.

Un chico incluso sugiere "no ser mujeriego o no tener novia" para evitar ser víctima del chisme. Pues si tenemos algo que contar o desahogarnos, sólo se lo contemos a la persona de mucha confianza, incluso ni eso, que sean temas de delicadeza, sí hay que hacerlo, pero no de esa manera. Aunque nos pese M. Pienso que lo que se debe hacer para evitar todo ésto es no juntarse con personas que conozcan que les guste el chisme y también cuidarse de que no te miren hacer payasadas personas que no conozcas H.

Las dos alternativas restantes, ignorar al chisme y tratar de resolverlo hablando, se utilizan dependiendo de la gravedad del caso: Cuando me importa [el chisme] trato de arreglarlo, [ver] cómo pasaron las cosas, pero si no me importa sólo lo ignoro M.

Lo que se puede hacer si nos inventan un chisme es no hacer caso a lo que dicen, o hablar con las personas que andan inventando cosas, preguntarles Y si se trata de chismes que nos construye[n], no creo que sea algo malo M.

La opción de ignorar es difícil porque requiere de "autoestima", "estar tranquila con uno misma", "saber lo que somos y lo que no". Sí me han inventado chismes simples, pero la verdad no me han afectado, ya que considero que tengo un[a] autoestima muy alta y nada de eso me afectaría. Creo que la gente siempre va a chismosear porque somos morbosos por naturaleza, lo importante es saber lo que somos y lo que no M. A mi creo que no me afectan los chismes, porque si me inventan uno trato de seguirles la corriente para que no me molesten.

Tanto en la encuesta como en las preguntas a profundidad, las mujeres dijeron preferir esta opción. No hay que vivir de la vida de otros M. Hablar, enterarse de todo lo que pasa y ver quién es el causante de todo para aclaración de las cosas y llegar a un acuerdo, donde ninguno salga perjudicado M. Sin embargo, en algunos casos aclarar un chisme conlleva un sentimiento de venganza, y una confrontación donde alguien sale perdiendo: Lo que yo hice al respecto fue aclarar las cosas con las personas afectadas y darle una pequeña paliza a la chismosita que terminó por perder muchos amigos por su actitud, ahora esta dada de baja y sinceramente me alegro.

En este caso el conflicto en realidad no se arregla ya que una persona, "la chismosita", pierde a sus amistades e incluso se da de baja de la institución. Es decir, aunque se hable, el conflicto no se resuelve del todo. Es el caso de esta chica: Resulta que a mi amiga le dijeron algo que yo nunca había hecho, pero ella lo creyó y perdí su amistad. Ella ya no confió en mí, de ahí me volvió a hablar pero ya ni siquiera nos llevamos como era al principio. Hay alguien que le sigue contando de mí, pero yo ni siquiera lo hago y me culpan, por eso a veces sí se porta seria y sóla se aguanta sus problemas M.

En este trabajo nos propusimos examinar la percepción que tienen los y las jóvenes de la Preparatoria Agrícola de la UACh sobre el chisme. Tanto los chicos como las chicas dijeron que los hombres hablan de sus compañeras, en particular sobre su apariencia física y reputación sexual, cosa que ellas resienten bastante. Resulta que las mujeres también hablan de la forma de vestir y de la reputación de las otras, "tachando a su propio sexo". El chisme es un indicador que permite establecer los límites de la amistad entre mujeres: A pesar del dolor, las mujeres se denigran entre sí a través del chisme debido a su "dependencia vital" del sexo masculino.

En este sentido, el chisme resultó ser una buena herramienta para comprender los conflictos que ocurren en la compleja construcción de las identidades de género de las jóvenes chapingueras que conviven en un contexto patriarcal que las condiciona a concebirse a sí mismas no como seres autónomos, sino dependientes de otras personas. El chisme puede ser un factor que estrecha lazos al interior de determinado grupo, un instrumento para autopromoverse, o las dos cosas.

En segundo lugar, los chicos resaltaron la utilidad del chisme para hacerse popular, como una herramienta para "ser oído" y "presumir a los cuates".

La percepción del chisme como "mentira", extendida tanto entre ellas como entre ellos, es evidencia del daño que causa en sus vidas. Pero, de nuevo, este daño tiene rasgos de género: Las alternativas frente al chisme que los y las jóvenes ofrecen son tan variadas como las razones que dan para que exista.

Poco menos de la mitad de las mujeres dijeron haber cambiado su comportamiento como una medida preventiva; es decir, para evitar ser víctima del chisme, aunque una cantidad considerable de hombres también lo hicieron un tercio. Todos estos trabajos salvo el de Rodríguez y de Keijzer fueron realizados con jóvenes de otros países; y el tema central de éste no era el chisme, sino los procesos de cortejo entre jóvenes rurales del estado de Puebla.

La ausencia de estudios sobre el tema contrasta con la relevancia que los y las adolescentes de nuestro estudio otorgan al chisme, por lo que es importante continuar con trabajos similares en nuestro país.

An integrated review of indirect, relational and social aggression. Personality and Social Psychology Review Vol. Gossip as cultural learning. Review of General Psychology Vol. Information withholding as a manipulative and collusive strategy in nukulaelae gossip. Language in Society Vol. Witchcraft, gossip and death: Grop and gossip in bhatgaon: American Ethnologist, , Vol. El chisme y las representaciones sociales de género y sexualidad.

De Stefano, Johanna S. Sex differences in language: If she is alive, people wants to see more and more. From blame gossip to praise gossip? Gender, geadership and organizational change. European Journal of Women's Studies Vol.

Lo mismo podría decirse de los actores y actrices porno. Igual que defendemos el derecho de toda aquella mujer que no quiera abortar a que no se la obligue.

Pero debemos admitir también que hay otras personas que no tienen reparos morales en prostituirse o practicar sexo a cambio de dinero en una película y también tienen derecho a vivir y trabajar de acuerdo a su forma de pensar y su libertad de conciencia. Igual que defendemos el derecho a abortar de las mujeres que no consideran que hacen algo mal al interrumpir su embarazo. No nos corresponde, como laicistas, entrar en esas cuestiones sustantivas sobre la dignidad o indignidad del aborto, la eutanasia, la prostitución o la pornografía, sino defender el derecho de cada persona a pensar libremente sobre esos asuntos y poder vivir de acuerdo a su conciencia al respecto.

Licenciado en Filosofía y Antropología Social y Cultural. Profesor de Filosofía en un Instituto de Enseñanza Secundaria. Andrés Carmona Campo laicismo prostitución. Lectura bíblica en escuelas de Honduras, contraria al Estado laico. Administración y actos religiosos. El alcalde Ganemos de Peligros Granada en la procesión del Santísimo junto a otras autoridades locales. Declaración de Europa Laica ante el 15M: Denuncia la deriva autoritaria, la corrupción, el machismo, el confesionalismo, y reclama el Estado laico.

No a la asignación tributaria en el IRPF para las confesiones religiosas. Ninguna casilla en la declaracion de la renta. Derogación de los Acuerdos con la Santa Sede de Campaña por una Red de Municipios por un Estado Laico. Campaña contra la financiación de las iglesias por el Estado. Que la iglesia pague el IBI. Campaña por la separación de las iglesias y el Estado. Campaña por el derecho a la cancelación de datos religiosos y apostasia.

Laicismo y prostitución Por: En él se refería a: Piñero relaciona después su posición con el binomio libertad-dignidad, indicando que la prostitución no es digna porque no se realiza en condiciones de simetría: Laicidad y diversidad 17 Mar, Laicismo, Escuela y Democracia: El momento oportuno 26 Sep, Novedades Entradas recientes Etiquetas.

Opinión Lectura bíblica en escuelas de Honduras, contraria al Estado laico 26 May, Administración y actos religiosos El alcalde Ganemos de Peligros Granada en la procesión del Santísimo junto a otras autoridades locales 26 May, Denuncia la deriva autoritaria, la corrupción, el machismo, el confesionalismo, y reclama el Estado laico 11 May, Estamos en las redes Tweets por el laicismoorg.

Suscríbete a nuestro Boletín Por favor, deja este campo vacío Comprueba tu bandeja de entrada o de spam ahora para confirmar tu suscripción. Ninguna casilla en la declaracion de la renta 28 Mar, Derogación de los Acuerdos con la Santa Sede de 13 Jun, Esta pregunta ha ocupado a los y las estudiosas del chisme desde que éste fue concebido como tema de investigación. Por un lado, Gluckman , sostiene que el chisme tiene la función de delimitar la membresía de determinado grupo social y mantener sus valores y normas de comportamiento, fortaleciendo así su unidad como grupo.

Siguiendo esta línea, autores como Hall a; b , Baumeister et al. El chisme sirve para aprender de las desavenencias ajenas y desanimar a las personas para actuar de cierta manera, por lo que es un elemento necesario para el buen funcionamiento de la sociedad Wert y Salovey, Los chismes se trasmiten al interior de grupos socialmente definidos, por ejemplo hombres ancianos, de tal forma que una mujer que pretende chismear con sus parientes masculinos puede no tener el impacto deseado Besnier, El chisme es una forma de agresión indirecta que se utiliza cuando los costos de una agresión directa son demasiado altos, cuya finalidad es la de excluir o afectar el estatus social de otra persona Archer y Coiné, Estas dos posturas ubican al chisme entre dos viejos caballos de guerra: Aplicando este debate al caso concreto del chisme, por un lado se encuentran aquellos que sostienen que, al chismear, las personas fortalecen las reglas de comportamiento de la sociedad en la que viven, siendo así el chisme un instrumento para reproducir la estructura social.

Hay algunos trabajos que prefieren no tomar partido por alguno de estos dos caballos de guerra, al sostener que ambas posiciones son posibles: Por ejemplo, Brenneis y Besnier señalan que en el chisme se establecen complicidades entre hablantes y oyentes, mismas que contribuyen a fortalecer tanto la unidad de un grupo como las identidades de sus integrantes.

Para Percival , las personas aceptan algunas normas de comportamiento y se resisten a otras para salvaguardar su identidad social y proteger su integridad personal, mientras que Iacovetta ve en el chisme tanto un mecanismo de control sobre las personas como un recurso para resistirlo.

Para Turner et al. Cuando el chisme es inofensivo sirve para reforzar lazos sociales, pero cuando es malicioso sirve para establecer comparaciones y obtener capital simbólico por parte del o la hablante Guendouzi, Es decir, en el acto de chismear interviene en gran medida el contexto y el contenido, por lo que no es posible ubicarse de un lado o del otro del debate sin estudiar ambos elementos detenidamente.

Hasta aquí hemos expuesto la gran diversidad de posturas que existen en torno al papel que juega el chisme en la sociedad.

A continuación revisamos la percepción que tienen los y las jóvenes de la UACh al respecto. A la pregunta de por qué chismea la gente recibimos diversas respuestas en los testimonios escritos. En función de su contenido, éstas fueron codificadas así: Estos códigos fueron utilizados en la segunda fase de la investigación, con los resultados numéricos que se presentan en la Figura 1.

Las primeras cuatro categorías de la Figura 1 compartir información, curiosidad, desahogo y diversión pueden ubicarse dentro de la primera posición del debate, en el sentido de que los y las jóvenes ven en el chisme una acción a través de la cual se fortalece su pertenencia a un grupo: En el siguiente testimonio femenino puede verse que a través del chisme se difunde información de una persona que puede necesitar ayuda: Los testimonios femeninos también enfatizaron el papel normativo y sancionador del chisme, al decir que a través de él se aprende de las desavenencias de otras personas, regulando así el comportamiento social.

Como dice Lagarde La gente al chismear a veces lo hace por juzgar a aquella persona o bien para plantear si estuvo bien o mal una acción cometida y plantearse tal solución o lo que pudiera hacerse M. Los chicos se expresaron así sobre la curiosidad y el desahogo: Por naturaleza los humanos buscan informarse. La necesidad de información entre el emisor y el receptor y una alegría para el compañerismo, puesto que el chisme no se da en soledad H.

Es natural que el ser humano cuente lo que le pasó, es una catarsis de lo que siente, necesita expresar aquello que quiere que se enteren las personas que lo rodean H. Desde la percepción de los chismes que estrechan lazos se piensa que, aunque el chisme no necesariamente conlleva intenciones destructivas, las consecuencias de divulgarlo sí pueden afectar a su víctima, particularmente porque su contenido se va transformando a medida que pasa de boca en boca como un teléfono descompuesto y porque algunas personas solamente hablan por hablar.

El chisme que promueve intereses personales. Las categorías 5, 6 y 7 de la Figura 1 envidia, llamar la atención y para molestar se refieren al chisme que promueve intereses personales a causa de la envidia que ocasiona deseos de causarle daño a otra persona , llamando la atención para adquirir popularidad o molestar a alguien que no nos gusta.

Desde su perspectiva, el chisme es información valiosa porque puede usarse para ganar popularidad, hacerse visible ante la sociedad o apantallar. En la adolescencia se da algo así como una especie de fenómeno, en el cual la persona quiere ser importante, interesante o simplemente quiere llamar la atención de amigos de compañeros u otra persona, como una pareja H. Aunque el chisme "para llamar la atención" cae dentro de aquellos que promueven intereses personales, los y las jóvenes de la UACh piensan que no necesariamente se quiere hacer daño a otra persona; sencillamente, ésta es un instrumento a la mano para lograr el fin de adquirir popularidad.

Citamos un ejemplo en que el resultado de usar la vida de otra persona para llamar la atención repercute negativamente en la privacidad y autoestima de ésta: Se da el caso de que Los testimonios de los chicos describen una situación de rivalidad amorosa, académica, económica que genera envidia y por tanto chismes malintencionados: Me parece que otra de las causas del chisme es la rivalidad entre estudiantes, pues es bien sabido que la gran mayoría Yo creo que el chisme se da en Chapingo Puse el ejemplo de envidia, porque hay chavos y chavas que porque uno tiene un aparato o ropa o son muy inteligentes y la otra no, le toman como una especie de coraje o rencor y es aquí donde se originan los chismes H.

Sin embargo, los testimonios femeninos sí señalan de manera clara el elemento de agresión implícito en el chisme: Hay personas que se dedican a las vidas ajenas, carecen de personalidad y la forma de sacar sus frustraciones es atacando a otras personas de forma verbal chisme M.

No hay lugar en el que falten ese tipo de personas, siempre hay alguien que quiere afectar, avergonzar, etc. Frente a los chismes malintencionados cuyo fin es causar daño, hay una clara defensa: Muchas veces la gente Como en todos lugares, a las personas les gusta inventar y difundir cosas que no son ciertas, por simple daño a la reputación de una persona porque le cae mal H. Creo que este tipo de gente no encuentra como hacerse visible tal vez ante la sociedad y empieza a inventar cosas sin importar si le afecta a cierta persona.

Tal vez lo haga porque le tiene cierto rencor y quiere hacerle la vida de cuadritos H. Hasta uno mismo para tratar de ver si [las cosas] son ciertas, se convierte Como soy de esas personas reservadas pues no tengo cola que me pisen. Pero eso no quiere decir que falten los chismes a mi alrededor o que tengan chismes de mí, la verdad es que a mí me vale. Los siguientes testimonios muestran las distinciones que hacen entre los chismes inocuos y maliciosos, sugiriendo que los primeros refuerzan lazos sociales, mientras que los segundos tienen la intención de causar daño: Creo que [a] la gente le gusta chismear porque de esa manera se van informando, o tal vez en el caso de chismes negativos pueden llegar a destruir a los que les rodean y eso es exactamente su objetivo M.

Lo rico del chisme es la manera en la cual utilizas esa información, ya que se puede usar tanto para ganar popularidad como para destruir la reputación de alguien H. Muchos de los problemas que acaecen en la vida del chapinguero se deben en gran parte al chisme, pues pueden existir de muchas maneras, ya sean meramente informativos, o sólo por causar discordia entre las personas H.

Ante las distintas funciones que puede tener el chisme, un chico propuso: Los testimonios recogidos en Chapingo coinciden con esta visión: Sin embargo, un chisme esparcido por un enemigo puede no causar el daño que éste esperaba, a pesar de sus malas intenciones: Hay chismes buenos que te hacen un bien en lugar de un mal, por ejemplo: El chisme como agresión social o relacional: La agresión social o relacional consiste en una serie de comportamientos cuyo propósito es lastimar la autoestima, estatus social o relaciones cercanas de otras personas.

Incluye una multiplicidad de acciones manipulación de amistades, exclusión social, chisme, entre otras que tienen como característica principal el ser intencionales y percibidas como dañinas por la víctima.

Sin embargo, el impacto del chisme es diferenciado por género. En el medio rural mexicano, las chicas que tienen relaciones sexuales premaritales pueden perder su prestigio a causa de un chisme, mientras que "el prestigio de los hombres no descansa tanto en su comportamiento sexual, sino en su capacidad para responder económicamente si pasa algo" en caso de embarazo; cursivas de los autores Rodríguez y De Keijzer, Trabajos realizados con otros grupos de edad coinciden con esta apreciación.

El impacto del chisme y sus alternativas en la UACh. Las chicas se sienten obligadas a ser bonitas o por lo menos "femeninas" para no ser criticadas. Puede ser que [a] las mujeres Y entonces la van a empezar a rechazar. En cambio a una mujer de rumores de hombres, no, ponga usted que sí nos importa pero no tanto M.

Y entonces eso sí les afecta porque entonces las personas las van a tratar diferente H. Si [de] un hombre dicen que es mujeriego entre los hombres no es chisme, a los hombre no les importa el chisme, incluso llega a haber veces que casi, casi se le ve como un héroe, es en serio Los testimonios de las chicas señalan con mucha fuerza la decepción que les causa ser víctima de un chisme. Me afecta moralmente ya que me siento mal con la persona que lo dice, ya que yo confié en ella y creí que era mi amiga y esa persona dice cosas que sabe perfectamente que son falsas y te das cuenta que a veces las personas no son tan buenas como parecen y no son realmente tus amigos M.

Una vez a mi me inventaron un chisme A veces cambias tus amigos por la soledad, porque la sociedad también te cambia M. Frente a este panorama, los y las jóvenes presentan distintas alternativas para reducir o mitigar el efecto del chisme.

A continuación analizamos estas tres opciones. El chisme como fenómeno inevitable. Bajo esta categoría caen testimonios que conciben al chisme como "normal" o "natural", como una parte inevitable de la comunicación social. Una alternativa frente al chisme es la educación o concientización sobre su impacto. En este caso el chisme no se asocia con cualidades innatas de la persona y por tanto existe la posibilidad de que, informando a la gente sobre el daño que causa, el chisme malicioso se pueda reducir.

Resulta muy interesante que algunas personas hayan asociado al chisme con la falta de "educación" y "cultura", que un estudiante atribuye a un origen social poco favorecido. A menos que tengamos una cultura, pero la verdad eso se da desde la familia y como que a esta edad en la que estamos pues no. A menos que desde chiquitos nos enseñen a no ser chismosos, y yo creo que viene de la familia M. Si no fuere así, es una larga cadena de mala moral [que] seguiría H. Que la gente te ignore, viva su vida y te deje ser, inculcarles esa educación M.

Inculcar a los estudiantes a decir las cosas con la neta, a no meterse en asuntos que no les corresponden y sobre todo a respetar a la gente H. Con la edad que todos tenemos cuando llegamos aquí, ya no se puede hacer mucho Es difícil hacer algo, pues somos muchas personas las que habitamos el mundo, pero lo principal es predicar con el ejemplo. Ésto es, dentro de mi familia tratar de no practicar el chisme y desvariar en cosas que no son M.

Mantener a la gente informada de todo lo que pasa para que así no se hagan chismes M. Pienso que si el chisme que crea una persona [es] castigado en el disciplinario con una baja de puntos, claro, sin exagerar como se acostumbra en esta institución, tomando en cuenta la gravedad y expansión del chisme H. Inculcar una especie de cultura de convivencia interna, incrementar las materias como desarrollo humano, aunque la mayoría de los alumnos lo toman como relajo H.

Las alternativas presentadas en esta sección son entendidas como una opción personal. Entre los primeros destacan los siguientes testimonios: Lo que se puede hacer es no inventar cosas que no, y no creer todo lo que nos digan o cuenten si no conocemos a las personas M. Éstas pueden clasificarse en tres grupos: En los siguientes testimonios se percibe la importancia del autocontrol, al decir que hay que guardarse las cosas "aunque nos pese" y cuidarse de "hacer payasadas" ante ojos extraños.

Un chico incluso sugiere "no ser mujeriego o no tener novia" para evitar ser víctima del chisme. Pues si tenemos algo que contar o desahogarnos, sólo se lo contemos a la persona de mucha confianza, incluso ni eso, que sean temas de delicadeza, sí hay que hacerlo, pero no de esa manera.

Aunque nos pese M. Pienso que lo que se debe hacer para evitar todo ésto es no juntarse con personas que conozcan que les guste el chisme y también cuidarse de que no te miren hacer payasadas personas que no conozcas H. Las dos alternativas restantes, ignorar al chisme y tratar de resolverlo hablando, se utilizan dependiendo de la gravedad del caso: Cuando me importa [el chisme] trato de arreglarlo, [ver] cómo pasaron las cosas, pero si no me importa sólo lo ignoro M.

Lo que se puede hacer si nos inventan un chisme es no hacer caso a lo que dicen, o hablar con las personas que andan inventando cosas, preguntarles Y si se trata de chismes que nos construye[n], no creo que sea algo malo M.

La opción de ignorar es difícil porque requiere de "autoestima", "estar tranquila con uno misma", "saber lo que somos y lo que no". Sí me han inventado chismes simples, pero la verdad no me han afectado, ya que considero que tengo un[a] autoestima muy alta y nada de eso me afectaría. Creo que la gente siempre va a chismosear porque somos morbosos por naturaleza, lo importante es saber lo que somos y lo que no M. A mi creo que no me afectan los chismes, porque si me inventan uno trato de seguirles la corriente para que no me molesten.

Tanto en la encuesta como en las preguntas a profundidad, las mujeres dijeron preferir esta opción. No hay que vivir de la vida de otros M. Hablar, enterarse de todo lo que pasa y ver quién es el causante de todo para aclaración de las cosas y llegar a un acuerdo, donde ninguno salga perjudicado M.

Sin embargo, en algunos casos aclarar un chisme conlleva un sentimiento de venganza, y una confrontación donde alguien sale perdiendo: Lo que yo hice al respecto fue aclarar las cosas con las personas afectadas y darle una pequeña paliza a la chismosita que terminó por perder muchos amigos por su actitud, ahora esta dada de baja y sinceramente me alegro. En este caso el conflicto en realidad no se arregla ya que una persona, "la chismosita", pierde a sus amistades e incluso se da de baja de la institución.

Es decir, aunque se hable, el conflicto no se resuelve del todo. Es el caso de esta chica: Resulta que a mi amiga le dijeron algo que yo nunca había hecho, pero ella lo creyó y perdí su amistad. Ella ya no confió en mí, de ahí me volvió a hablar pero ya ni siquiera nos llevamos como era al principio.

Hay alguien que le sigue contando de mí, pero yo ni siquiera lo hago y me culpan, por eso a veces sí se porta seria y sóla se aguanta sus problemas M. En este trabajo nos propusimos examinar la percepción que tienen los y las jóvenes de la Preparatoria Agrícola de la UACh sobre el chisme. Tanto los chicos como las chicas dijeron que los hombres hablan de sus compañeras, en particular sobre su apariencia física y reputación sexual, cosa que ellas resienten bastante.

Resulta que las mujeres también hablan de la forma de vestir y de la reputación de las otras, "tachando a su propio sexo". El chisme es un indicador que permite establecer los límites de la amistad entre mujeres: A pesar del dolor, las mujeres se denigran entre sí a través del chisme debido a su "dependencia vital" del sexo masculino. En este sentido, el chisme resultó ser una buena herramienta para comprender los conflictos que ocurren en la compleja construcción de las identidades de género de las jóvenes chapingueras que conviven en un contexto patriarcal que las condiciona a concebirse a sí mismas no como seres autónomos, sino dependientes de otras personas.

El chisme puede ser un factor que estrecha lazos al interior de determinado grupo, un instrumento para autopromoverse, o las dos cosas. En segundo lugar, los chicos resaltaron la utilidad del chisme para hacerse popular, como una herramienta para "ser oído" y "presumir a los cuates". La percepción del chisme como "mentira", extendida tanto entre ellas como entre ellos, es evidencia del daño que causa en sus vidas. Pero, de nuevo, este daño tiene rasgos de género: Las alternativas frente al chisme que los y las jóvenes ofrecen son tan variadas como las razones que dan para que exista.

Poco menos de la mitad de las mujeres dijeron haber cambiado su comportamiento como una medida preventiva; es decir, para evitar ser víctima del chisme, aunque una cantidad considerable de hombres también lo hicieron un tercio. Todos estos trabajos salvo el de Rodríguez y de Keijzer fueron realizados con jóvenes de otros países; y el tema central de éste no era el chisme, sino los procesos de cortejo entre jóvenes rurales del estado de Puebla.

La ausencia de estudios sobre el tema contrasta con la relevancia que los y las adolescentes de nuestro estudio otorgan al chisme, por lo que es importante continuar con trabajos similares en nuestro país. An integrated review of indirect, relational and social aggression. Personality and Social Psychology Review Vol. Gossip as cultural learning. Review of General Psychology Vol. Information withholding as a manipulative and collusive strategy in nukulaelae gossip.

Language in Society Vol. Witchcraft, gossip and death: Grop and gossip in bhatgaon: American Ethnologist, , Vol. El chisme y las representaciones sociales de género y sexualidad. De Stefano, Johanna S. Sex differences in language: If she is alive, people wants to see more and more.

From blame gossip to praise gossip? Gender, geadership and organizational change. European Journal of Women's Studies Vol.

Mujeres y hombres y viceversa m asociaciones de prostitutas -

El chisme es niñas prostitutas tailandia universitarias prostitutas indicador que permite establecer los límites de la amistad entre mujeres: From blame gossip to praise gossip? Sexualidad en los procesos de cortejo entre jóvenes campesinas y campesinos. A pesar del dolor, las mujeres se denigran entre sí a través del chisme debido a su "dependencia vital" del sexo masculino. La gente al chismear a veces lo hace por juzgar a aquella persona o bien para plantear si estuvo bien o mal una acción cometida y plantearse tal solución o lo que pudiera hacerse M. Algunos hombres también perciben el sexismo en el lenguaje: Es decir, en el acto de chismear interviene en gran medida el contexto y el contenido, por lo que no es posible ubicarse de un lado o del otro del debate sin estudiar ambos elementos detenidamente. La muestra total estuvo conformada por los y las alumnas follando prostitutas en españa prostitutas checas 14 grupos de los 18 que conforman el segundo año de preparatoria. Lo rico del chisme es la manera en la cual utilizas esa información, ya que se puede usar tanto para ganar popularidad como para destruir la reputación de alguien H. Me parece que otra de las causas del chisme es la rivalidad entre estudiantes, pues es bien sabido que la gran mayoría Éstas pueden clasificarse en tres grupos: Hay chismes buenos que te hacen un bien en lugar de un mal, por ejemplo: Muchos de los problemas que acaecen en la vida del chapinguero se deben en gran parte al chisme, pues pueden existir de muchas maneras, ya sean meramente informativos, o sólo por causar discordia entre las personas H. mujeres y hombres y viceversa m asociaciones de prostitutas

About the author

mujeres y hombres y viceversa m asociaciones de prostitutas administrator

so far

mujeres y hombres y viceversa m asociaciones de prostitutasPosted on10:12 pm - Oct 2, 2012

And indefinitely it is not far :)